Lunes 26 de Octubre de 2020
 15/10/2020 - La Costa Dr. Juan de Jesús
No es solamente que uno se pueda contagiar, sino a los que podes contagiar

De regreso a su casa en San Clemente del Tuyú, junto a su familia y ya recuperado del padecimiento que experimentó durante casi dos semanas en las que estuvo infectado de Covid-19, el Dr. Juan de Jesús compartió su traumática vivencia, y aseguró que el padecimiento es tan grande que no se lo desea a nadie. Es por ello que volvió a insistir en la importancia de los cuidados individuales para evitar que el virus se propague en nuestra comunidad.



“Fue de la noche a la mañana, como dice el refrán”, expresó el Dr. Juan de Jesús en relación a lo inesperado que fue para él y su familia el tener que afrontar de golpe la situación de aislamiento y el tratamiento que le permitió salvar su vida, ya que el ex Intendente se encontraba en una situación de vulnerabilidad siendo paciente de riesgo. Después de una lucha que se extendió por casi dos semanas, finalmente el Dr. de Jesús logró recuperarse y regresar junto con sus seres queridos a San Clemente del Tuyú.
En la charla mantenida con Opinión, el ex Diputado recordó los momentos que vivió en torno a la enfermedad, y en este sentido relató que los síntomas se manifestaron de golpe: “A la 1 de la mañana estaba muy bien, me fui a acostar y a las 6 de la mañana me despierto con 40 grados de fiebre, con chuchos de frío, tiritando, con dolor de cabeza, con dolor en los pies, con dolor en la cintura, apenas si podía levantar la mano para prender el velador”.
Con el fin de poder reducir la fiebre, Juan de Jesús comentó que tomó Paracetamol, sin embargo la fiebre no bajaba, por lo que relató que “a eso de las 7 y media ya estaba en el hospital de San Clemente, donde me hicieron el hisopado y todos los estudios”. Debido a que los síntomas por el momento eran leves, el ex Intendente regresó a su vivienda para aislarse, no obstante pasarían sólo algunas horas para que finalmente fuera internado.
De aquello, de Jesús recordó: “Ese día seguí empeorando, estaba con mucha fiebre, con mucho dolor, y vino un kinesiólogo muy importante que tenemos en el hospital de Mar de Ajó, vino el médico que estaba de guardia en San Clemente, y me dijeron que tenían que internarme. Así fue que me hicieron un bolsito, le dijeron a mi señora que no podía ir al hospital y que tenía que estar en cuarentena. Ese es el primer golpe que me sacudió”.
En medio de una fuerte congoja, de Jesús continuó recordando que el siguiente impacto emocional lo experimentó al subir a la ambulancia que los trasladaría al hospital de San Clemente: “Salgo de mi casa caminando hasta la ambulancia, que estaba en el cordón, me doy vuelta para atrás y veo que en la puerta de mi casa quedaban como pollitos mojados mi señora, mis hijas, llenas de lágrimas y apenas levantando la mano saludándome”. Según mencionó, fue en ese instante que “me recordé de muchos que no pudieron ver más a sus familiares”.
No obstante, allí no culminaría las peripecias que debió enfrentar el Dr. de Jesús, ya que indicó que al llegar al hospital de San Clemente, mientras iniciaron un tratamiento con suero, debido a que “las camas de aislamiento estaban todas ocupadas, teóricamente iba a ir al hospital de Mar de Ajó”, sin embargo su destino sería otro. Acerca de ello comentó: “En ese ínterin escucho que en el diálogo que tenían los médicos algo vieron en mi cuerpo, que no estaba andando bien; hicieron un presagio de agravamiento”.
De acuerdo a lo que señaló de Jesús, los especialistas determinaron que su situación era grave, ya que indicó que “me estaba bajando la concentración por la saturación de oxígeno en la sangre, y eso es un presagio de obstrucción de los alveolos pulmonares, que puede llevar a neumonías bilaterales y es el paso previo para el otro lado”, por lo cual decidieron derivarlo al Hospital El Cruce de Florencio Varela, donde continuó su tratamiento y señaló que “estuve 11 días”, al tiempo que agregó que “los primeros 4 o 5 días no se los deseo a nadie”.
Por último, el ex Diputado agradeció “de todo corazón a aquellos que se preocuparon, y pedirles disculpa si los asuste”, y concluyó resaltando: “Este virus una vez que entró hace un desastre inconcebible. Algunos lo pasan sin sentir nada, que son unos cuantos, otros lo pasan más o menos, otros lo pasan requetemal y otros fallecen. Por eso, como es una suerte de lotería, porque de última no nos da previsibilidad, hay que cuidarse. Creo que deberíamos poner el mayor esfuerzo como sociedad en pensar con un dejo muy importante de solidaridad, porque acá no es solamente que uno se pueda contagiar, sino a los que podes contagiar”.
Lic. Graciela Marker

ESPACIO PUBLICITARIO















REDES SOCIALES

© 2019 - OPINIÓN DE LA COSTA
PROPIETARIO: Mariano Alberto Bobryk
PROPIEDAD INTELECTUAL RL-2019-11428956-APN-DNDA#MJ
Av. San Bernardo 1617 - San Bernardo del Tuyú
Partido de La Costa - Buenos Aires - Argentina