Miercoles 22 de Mayo de 2024
 20/04/2024 - Pinamar
investigadores informaron que está resuelto el crimen del chef Nicolás Tapia

En un informe al que accedió el portal CNM relatan de manera pormenorizada cómo visualizaron cámaras hasta ver a un sujeto arrojar las llaves del departamento en donde el chef Nicolás Tapia recibió 40 puñaladas.




Con esa imagen trazaron todo un recorrido que llevó a una vivienda y de allí obtuvieron más datos e identificación del principal acusado.
En el escrito sostienen que capturaron a Marcelo Rubén Cabrera con las mismas zapatillas que usó el día del ataque; las cuales dejaron huellas de sangre dentro del edificio CAFI III.
Fruto de un coordinado y prolijo accionar policial y judicial en la noche del 03 de abril, personal de la Sub DDI Villa Gesell dependiente de la DDI Dolores, juntamente con personal de la Comisaria de Pinamar primera logro detener a un sujeto de sexo masculino, mayor de edad (38) años quien resultó ser el autor material del homicidio de Nicolás Eduardo Tapia, ocurrido en el pasado 26 de marzo de 2024, hecho que por sus aberrantes características conmociono a toda la comunidad, ya que la víctima fue hallada en el interior de su domicilio totalmente desnudo y con múltiples puñaladas (40) en varias partes de su cuerpo.
Desde el momento mismo en que el Servicio de Emergencia 911 informo e hizo tomar conocimiento de que la víctima había sido hallada sin vida en el interior del edificio CAFI II ubicado en Sirena 48 de Pinamar, el Fiscal de la causa, Dr. Juan Pablo Calderón, titular de la U.F.I. N° 4 de Pinamar, del Departamento judicial de Dolores, comenzó a desentrañar el hecho de sangre, convocando para ello a las distintas especialidades policiales.
La Sub DDI con el apoyo del GTO de la Comisaria Primera de Pinamar se abocó a la recolección de pruebas, análisis de cámaras de seguridad (públicas y privadas) permitieron reconstruir los momentos previos y posteriores del hecho, no logrando en principio identificar al sospechoso. Por su parte las redes sociales dieron a los investigadores mayor información para identificar al entorno social en que se manejaba la víctima, ya que el mismo más alla de desarrollarse como chef en el hotel Zentiva de esa ciudad, frecuentaba un grupo social de dudosa reputación.
Desde lo sumarial, los detectives recepcionaron un vasto numero de testimonios, todos de sumo interés probatorio. Por su parte la Policía Científica se encargo de inspeccionar y recolectar pruebas en la escena del crimen. Las imágenes aportadas por el Centro de Monitoreo de Pinamar, quienes dependen de la Secretaria de Seguridad del Municipio local, resultaron determinantes en la investigación, puesto que permitieron reconstruir los momentos previos y posteriores al hecho, estableciendo además ruta de huida del asesino, y dando motivo a la intervención de la División Enlace Operativo y análisis Tecnológico, dependiente de la Superintendencia de Investigaciones en Función Judicial de la Policía de la provincia de Buenos Aires, quienes tuvieron la labor de desenmarañar las aperturas de antenas telefónicas por el trayecto que se movilizara el matador, y si bien éste era oriundo de la ciudad de Quilmes, hacia ya un tiempo se encontraba residiendo en la localidad de Ostende.
El análisis criminal le permitió al Fiscal señalar que en la noche previa al homicidio la victima habría concurrido a un domicilio de Ostende donde residían personas de dudosa reputación, lugar este el cual años anteriores se allano por venta de estupefacientes, Con la debida fundamentación, el Dr. Juan Pablo Calderón, quien en todo momento contó con el apoyo del Fiscal General Dr. Diego Escoda, solicito al Juez de Garantias interviniente, Dr. Leopoldo David Mancinelli, a cargo del Juzgado N° 6 de Villa Gesell la correspondiente orden de allanamiento, registro, con conel objeto de encontrar relación con la muerte de Tapia, y al requisar dicho lugar se procedió al secuestro de una una cantidad importante de drogas, por lo que se produjo la aprehensión de una persona mayor de edad quien a su vez se determino en la noche había mantenido contacto con la víctima.
En las diligencias participo personal de la Sub DDI Villa Gesell, el E.P.C I y II, de la Jefatura Comunal Pinamar y de Policía Científica, y se logró secuestrar telefonía celular, cocaína y una balanza de precisión.
Con todo lo actuado se aguarda una exhaustiva labor pericial mientras que el aprehendido se encuentran alojados en la comisaria de Dolores y por estas horas enfrenta cargos Infracción a la Ley 23737, motivo por el cual se le recibió la correspondientes declaración indagatoria, quedando su situación procesal a consideración del magistrado interviniente, no descartándose su traslado a una Unidad Penitenciaria.
En principio la investigación se enfocó en un sujeto que se visualizó mediante cámaras de seguridad municipalidades en las inmediaciones del edificio donde residía la víctima, luego al realizar un relevamiento de cámaras privadas de la zona se lo observa alrededor de una hora después pero vestido con otras prendas llamando la atención de los investigadores, pudiendo observar que el mismo realiza un movimiento descartándose de un objeto, por lo que se dispuso un minucioso rastrillaje del lugar pudiendo encontrar un juego de llaves debajo de un arbusto. Posteriormente se determinó que ese juego de llaves pertenecía al departamento de la víctima, quien a la vez compartía ese inmueble con una amiga. Por otra parte se determinó que la ropa que llevaba puesta al momento posterior al hecho era propiedad de Nicolás Tapia. En base a esas primeras imágenes y con la colaboración del centro de monitoreo de Pinamar, se comenzó a realizar un seguimiento de esta persona quien se dirigió caminando hacia la localidad de Ostende, quien en el camino fue descartándose de prendas que llevaba y en un momento dado se lo pierde de vista. En forma inversa se comienza a buscarlo en horas mas tempranas determinándose que había echo el mismo recorrido viniendo desde Ostende hacia Pinamar en horas muy tempranas para luego quedarse en las inmediaciones del edifico donde vivía la victima hasta momentos antes de retirarse la amiga de Nicolás, por lo que se sobre entendía que venían manteniendo una comunicación mediante teléfono o alguna aplicación, indicándole el momento en que debía ingresar al edifico, ya que todo daba que lo conocía y no se tratara de un robo, debido a que solo se hallaba el faltante del teléfono celular de la víctima.
Durante 8 días el autor permaneció prófugo siendo intensamente buscado, lográndose obtener una declaración donde se exponía a una persona relacionada a la comercialización de venta de drogas y que tendría relación con el homicidio de Tapia, determinándose el abonado telefónico que poseía, y al realizar un cruce de información de los abonados que estuvieron en línea en el momento del hecho en el mismo lugar, se estableció que este estuvo operando en el mismo lugar a la misma hora. En base a ello y otros elementos que venianse recolectando el Fiscal Calderón dispone que personal realice tareas encubiertas en la zona donde este residía, siendo así que los detectives , ya siendo las primeras horas del día 03 de abril, logran observar que éste se retiraba del domicilio y ante la sospecha que se fugara se procede a aprenderlo en urgencia, determinándose que se trata de Marcelo Rubén Cabrera (38) lográndose observar que el mismo llevaba colocadas un par de zapatillas del mismo modelo, talla y marca que la policía científica había fotografiado en el lugar del hecho y que ésta tenia manchas compatible a sangre.
Posteriormente el Agente fiscal solicitó al Juez de Garantías una orden de requisa del domicilio donde este sujeto se encontraba oculto, lugar donde al allanarlo se logra secuestrar varios teléfonos celulares y prendas de vestir que podrían tener relación con el hecho investigado.
Asimismo el Fiscal dispuso la aprehensión de una mujer de (29) años que lo albergaba, quien fue alojada posteriormente en la comisaria de Castelli. (CNM) n


 


DIARIO OPINION DE LA COSTA
PROPIETARIO: Mariano Alberto Bobryk
PROPIEDAD INTELECTUAL: RL-2019-11428956-APN-DNDA#MJ
Av. San Bernardo 1617 - San Bernardo del Tuyú
Partido de La Costa - Buenos Aires - Argentina
(C) 2024